🎁 Despacho Gratis RM y 50% descuento otras regiones 💗

Wellness: ¿qué es y para qué sirve?

Wellness: ¿qué es y para qué sirve?

¿Has escuchado el concepto de wellness?, ¿te suena wellness club, wellness spa, o wellness gym? Probablemente te has topado con esta palabra más de alguna vez en internet, en negocios que frecuentas, o simplemente caminando por la calle. Si estás un poco desenchufada o desenchufado acerca de las nuevas tendencias o en caso de que simplemente desconozcas este concepto aquí te lo explicamos en unos cuantos párrafos:

¿Qué es Wellness?

El concepto de wellness ya lleva unas cuantas décadas incorporado en ciertos círculos, primeramente en norteamérica y luego en todo el mundo, traspasando la barrera del mainstream e incorporándose no tan solo en los vocabularios, sino que también en los estilos de vida de millones de personas. Muestra de esto, son los incontables anuncios de negocios o marcas que dicen incorporar el concepto en sus propuestas.

Pero, ¿qué es realmente wellness? Según el traductor de Google y los diccionarios español - inglés, wellness se traduce literalmente como bienestar, una traducción que queda bastante estrecha ante todo lo que realmente representa este concepto para quienes lo siguen.

Según sus practicantes, más que una dieta sana, cuidado personal y ejercicio constante, wellness tiene que ver con una mirada integral acerca del bienestar, que abarca distintos ámbitos que van desde el físico, hasta lo espiritual, por lo que se podría decir que el wellness responde más bien a un estilo de vida e inclusive hasta casi una filosofía.

¿Por qué Wellness?

Concretamente, el concepto del wellness, tiene sus orígenes en la década del 50, y responde a la idea de que el bienestar humano no pasa tan solo por la salud, como se creía hasta aquel momento, sino que debe plantearse ir más allá del ámbito físico, englobando también aspectos como lo mental, lo emocional, e incluso lo espiritual, esto con el objetivo de una mejora en la calidad de la vida de las personas.

De esta manera, la corriente del wellness, tradicionalmente comprende 6 dimensiones vinculadas entre sí, las cuales además poseen la capacidad de modificarse: bienestar físico, bienestar social, bienestar ocupacional, bienestar emocional y bienestar intelectual.

Aterrizandolo en nuestro día a día, el wellness podría significar por ejemplo, llevar hábitos alimenticios saludables, sentirnos bien con lo que hacemos, mantener relaciones interpersonales saludables, y sentirnos bien con nosotros mismos, entre muchas otros ejemplos que podrían ser aplicados.


Así pues, podemos decir que el wellness es una manera de ver y enfrentar la vida que puede ser muy beneficiosa para nuestro desarrollo como seres humanos, por lo que te invitamos a incorporar los elementos de la filosofía wellness en tu cotidianidad, de manera que juegen un rol positivo en tu vida. Sin embargo también queremos recordarte que no es necesario que sigas cada precepto del wellness al pie de la letra para llevar una vida plena; al fin y al cabo, ¡se trata de que te sientas bien!